Las vacaciones han terminado y el nuevo curso comienza para todos, escolares y trabajadores. Es el momento de plantear objetivos para tu empresa, definir estrategias y planificar acciones para los próximos meses.

¿Has aprovechado el verano para poner tu negocio al día? Hagamos un repaso de todas las traducciones que ya deberías tener listas:

Tu web traducida en los idiomas más usados por tus clientes presentes y potenciales. La atención a tu cliente es lo primero en cualquier negocio, pero no debes olvidar a aquellos que todavía no lo son y que pueden llegar a serlo si pueden leer el contenido de tu web en su idioma.

La traducción de tu tienda online. Si la anterior es importante, mucho más, si cabe, es que los clientes puedan leer en su propio idioma la información de tus productos. Recuerda que los precios también deben traducirse a la moneda en curso en los países de destino y todo lo relativo a las condiciones de pago y envío. Nosotros te aconsejamos que traduzcas todo tu ecommerce, pero si no te lo puedes permitir o no te da tiempo, esas serían las informaciones básicas.

La traducción de los catálogos y folletos que necesites para tus visitas de ventas y, sobre todo, si vas a participar en ferias internacionales. Las ferias son buenas ocasiones para conseguir muchos nuevos contactos, pero a veces es difícil atender personalmente a todos los visitantes, por eso tus catálogos pueden actuar como la tarjeta de presentación de tu empresa. Eso sí, ten en cuenta que además de traducirlos hay que imprimirlos y enviarlos a tiempo para el día que comienza la feria.

La traducción de presentaciones de negocios y otros documentos que vayas a enviar o entregar a los responsables de las empresas del exterior con las que deseas cerrar una venta. Los documentos de apoyo te pueden sacar de un buen apuro y conviene acudir bien preparados a cualquier cita de ventas.

La traducción de patentes y especificaciones de tus productos o métodos de trabajo. Registrarlos en el extranjero te ayudarán a proteger los intereses de tu empresa y evitarás confusiones y sorpresas inesperadas.

La traducción jurada de documentos de identidad u otros documentos personales que puedes necesitar en tus viajes de negocios al extranjero. Esto es fundamental sobre todo si vas a necesitar un visado, lo que deberás solicitar con tiempo suficiente.

Esperamos que hayas marcado todas con un tic, pero si no es así, o necesitas alguna otra traducción, Dalia Traducciones te lo pone muy fácil con nuestros bonos de palabras. Ten siempre a mano tu traductor profesional y utiliza tu bono a medida que lo necesites. Tienen una duración de un año, y lo puedes ampliar si te surge un proyecto inesperado. ¡Consúltanos!

Pin It on Pinterest

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar