A la hora de elegir un traductor para tu proyecto seguramente te cuestionarás qué es lo que debes valorar fundamentalmente. Si te das cuenta, acabamos de mencionar la palabra valorar. En la RAE nos encontramos con estas dos primeras acepciones:

  1. Señalar el precio de algo.
  2. Reconocer,estimar o apreciar el valor o mérito de alguien o algo.

Como ves, lo primero que se menciona es el valor económico, como en cualquier producto o servicio que vayamos a adquirir. Y después consideramos los reconocimientos o méritos de la persona o empresa que nos los va a proporcionar. En realidad es lo que solemos hacer a la hora de comprar: primero nos fijamos en el precio y luego vemos las características o prestaciones del producto o servicio en cuestión y decidimos si se ajustan, o no, al precio que nos han propuesto. No entramos aquí en disquisiciones sobre si el precio encaja o no con nuestro presupuesto, porque no es necesario para nuestra explicación.

Así que en el caso de una traducción ¿cuáles son los elementos que le confieren  ese valor por el que nos parece justo pagar el precio propuesto?

La formación del traductor.

Normalmente se habrá formado en Traducción e Interpretación, o cuando los estudios no existían como tal,  en otras carreras como Filología. Además, si se trata de un traductor jurado, estará en posesión del título concedido por el Ministerio de Asuntos Exteriores tras haber superado el correspondiente examen.

La formación confiere al profesional el conocimiento y dominio de la lengua, tanto de la de origen, como de las de destino, pero no debe ser el único ámbito donde aprenderlas, ya que es difícil que durante los estudios consiga lograrlo si parte de cero.

Pasión por la lengua.

Un traductor debe ser un apasionado de la lengua y mostrar maestría en redacción y, naturalmente escribir con total corrección sintáctica y ortográfica. La traducción no puede permitirse faltas de ortografía.

Normalmente los traductores son también ávidos lectores y brillantes  redactores.

La experiencia del traductor.

El conocimiento sobre la materia objeto de traducción también es conveniente, aunque no es estrictamente necesario.

Como en cualquier disciplina la experiencia ayuda a mejorar. Eso no quiere decir que para ser bueno un traductor tenga que contar obligatoriamente con muchos años de profesión, sin embargo éstos le habrán enseñado a enfrentarse a distintos proyectos, con distinta tipología de clientes y muy posiblemente a la especialización en uno o varios temas en los que será más fuerte. Ello le ayudará también a conseguir un mejor dominio de la terminología utilizada en el  sector o sectores de especialidad.

Entre la profesión existe un debate sobre la práctica de la traducción por personas que provienen de otras profesiones, pero por conocer bien el idioma al que traducen se dedican a ésta. Hay muchos traductores que lo consideran intrusismo profesional, aunque no tiene por qué serlo, necesariamente. Por otra parte esto no es exclusivo de la Traducción y se da en otras profesiones como el periodismo o, en sentido opuesto, la abogacía, por mencionar algunas. Quién no ha conocido, por ejemplo, algún abogado que nunca ejerció como tal y trabaja en diversas áreas de la empresa. Un buen artículo que ilustra esta controversia es el que encontramos en la web de ASETRAD titulado ¿Zapatero, a tus zapatos?

La conclusión que la autora extrae es que en ciertas disciplinas, como puede ser la medicina, u otras profesiones técnicas sería muy conveniente que colaborasen traductores y expertos en dichas profesiones.

En Dalia Traducciones compartimos esa visión y nos parece  que en el ámbito profesional es mucho mejor colaborar que excluir.

Ahora ya tienes algunos elementos en los que basarte para poder escoger un buen traductor. Estas son la bases que nosotros seguimos a la hora de seleccionar a nuestros propios colaboradores, garantía de calidad para nuestros clientes. Esperamos que nos elijas para tus trabajos…

Pin It on Pinterest

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar