En nuestro anterior artículo os contábamos cuáles son los trabajos de traducción que Dalia Traducciones suele llevar a cabo en verano, y en esta ocasión le toca el turno a los estudios, ya que también dedicamos tiempo a completar y mejorar nuestra formación.

Durante el resto del año existe una variada oferta de encuentros sectoriales para traductores  y el verano no podía ser menos. En este caso, en forma de cursos.

Uno de los más afamados cursos de verano para traductores en España son los Cursos de traducción e interpretación de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), de Santander, que este año abarcan las especialidades jurídica y médica, así como la interpretación simultánea.

Otro curso para traductores en verano es el de la Universidad de León centrado en la traducción literaria y audiovisual.

Estos son algunos de los ejemplos más representativos aunque la oferta es más amplia. Existen también cursos de escuelas privadas especializadas en traducción e interpretación, cuya oferta gira también en torno a las diferentes especialidades. Y, por supuesto, no podemos olvidar la oferta internacional, como el “Curso intensivo de tecnología para la traducción” que se impartirá en la UCL de Londres.

Conviene recordar que durante nuestro período estudiantil los traductores, como hacen otros muchos profesionales aunque en nuestro caso sea aún más necesario, acostumbramos a seguir cursos de idiomas en el extranjero. Los que nos decían que a la Universidad hay que ir con el segundo idioma aprendido para aprovechar al máximo la carrera tenían razón. Por eso ahora nosotros aconsejamos lo mismo.

Toda esta formación sirve para completar unos estudios que por su juventud —la primera diplomatura en traducción e interpretación data de los años 80— aún pueden considerarse en desarrollo, y seguramente seguirán evolucionando.

Ya contemplábamos en el artículo que mencionábamos al principio cómo la profesión de traductor-intérprete requiere un largo camino de formación y actualización para estar al día en el entorno cambiante en el que vivimos. La mayoría de profesiones requiere de sus profesionales que se reciclen constantemente para lograr un buen desempeño y la traducción no es una excepción, sino todo lo contrario.

Un traductor, además de las habilidades propias de su actividad, debe estar preparado para abordar los temas que se van desarrollando en los ámbitos en los que se demandan nuestros servicios. Sobre todo si, como nosotros, se especializan en el entorno de la empresa y las nuevas tecnologías, sector que como todos sabemos evoluciona a velocidad vertiginosa.

En ese caso el abanico de posibilidades se abre completamente ya que hay multitud de temas que se tratan en todo tipo de encuentros veraniegos.

Y vosotros, ¿cuáles son vuestras materias de aprendizaje para el verano? Sean cuales sean las elegidas, esperamos que las disfrutéis al máximo y os sirvan para avanzar en vuestra profesión.

Pin It on Pinterest

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar