El trabajo de traducción requiere precisión y mucha responsabilidad por parte del traductor. Es algo que parece sencillo de entender porque cometer un error puede producir la pérdida de un negocio, un cambio en las condiciones o, incluso, situaciones peligrosas para un usuario.

Una escritura pobre produce una mala imagen de la empresa o de la persona que redacta los documentos, y en ello influye también la traducción. Sin embargo, ésta a veces no se tiene lo suficientemente en cuenta. Permitid que desarrollemos un poco estas ideas con algunos ejemplos:

Es obvio que expresar adecuadamente los términos de un acuerdo en el idioma traducido conducirá a la otra parte a su rápida firma. Por el contrario, si el texto traducido no se comprende, o está redactado en unos términos contrarios a lo que se esperaba, llevará a emprender discusiones para modificarlos que pueden desembocar en la ruptura.

Cuando de términos financieros se trata, los signos utilizados para separar los miles o millares (ambos términos son equivalentes) varían según los países. En algunos, como España, se utiliza el punto (.) para separar los millares, y la coma (,) para separar la parte entera de la parte decimal de las cifras, por ejemplo 12.350,80 €.

Sin embargo en países anglosajones se utiliza la coma (,) para separar los millares y el punto (.) para separar la parte decimal. Así: 12,350.80 €.

Por eso a la hora de traducir es muy importante expresarlos correctamente. No obstante, se acostumbra a escribir la cifra también en letra para evitar cualquier confusión.

El punto para separar cifras también se utiliza incorrectamente con los números que indican años, ej. 2.010 para referirse al año 2010. Esta mala práctica se ha extendido sobre todo en el sector de las notarías, imaginamos que para dar más importancia a lo que se escribe. Así que recordemos que las cifras de los años nunca se puntúan.

La coma (,) es un signo de puntuación que también en los textos se puede utilizar incorrectamente y dar lugar a situaciones realmente problemáticas, tal y como te mostramos en los ejemplos de esta imagen:

La riqueza de la coma en traducción
Otros signos de puntuación que cada vez se utilizan peor en español son las aperturas de las frases interrogativas y admirativas (¿ y ¡). En realidad, lo que muchos hacen es omitirlas, tomando la costumbre del inglés, en las que solo se utilizan los signos de cierre para ambos tipos de frases (? y !), lo que en nuestra lengua es totalmente incorrecto.

En el desarrollo de este fenómeno también está influyendo negativamente el uso que se hace de los signos en las redes sociales donde, por economizar caracteres o ir más rápido a la hora de escribir, también se omiten.

Por último también es interesante señalar la profusión en el uso en español de las rayas (—) al principio y final de frases para hacer incisos, cuando pueden utilizarse perfectamente los paréntesis (), o incluso las comas (,…,), lo que proporciona diferentes grados de énfasis al inciso, según se explica en esta entrada de la RAE, entre otras indicaciones.

En inglés también existe cierta confusión entre el uso de em dash (—), semicolon (-), o comas (,) para hacer incisos, lo que puede producir errores a la hora de traducir los textos. Incluimos, por eso, un enlace a esta página del Oxford English Dictionnary.

Al principio mencionábamos la posibilidad de que una traducción incorrecta produjera situaciones peligrosas para las personas, algo fácilmente demostrable si pensamos en esas traducciones macarrónicas que se hacen de las instrucciones de productos fabricados en China. ¿Quién no ha visto una de ellas?

Como profesionales de la traducción, el equipo de Dalia Traducciones aboga por la realización de un trabajo responsable y consciente de lo que las personas y empresas se juegan. ¡Seamos cuidadosos con nuestro trabajo!

Pin It on Pinterest

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar