El verano y las vacaciones es un período que muchos aprovechan para completar su formación y seguir un curso en el extranjero. Te contamos a continuación lo más demandado en verano y recuerda que nosotros te ayudamos con la traducción jurada de tus documentos.

Estudiar inglés en verano.

Aprender o perfeccionar su inglés es el objetivo por excelencia de los que salen al extranjero en verano a seguir un curso.

Hay diferentes modalidades, desde cursos intensivos en escuelas, cursos de verano  en la universidad, estancias de intercambio o inmersión con alojamiento en casa de familias, o en una residencia estudiantil, etc. Y también muchos países de destino para elegir. Dependerá de tu nivel y del tiempo que puedas dedicar o, simplemente, de tus preferencias. Pero recuerda que ciertos requisitos pueden variar de uno a otro, por ejemplo la necesidad de visado.

Sea cual sea la modalidad que escojas, es importante que dediques algún tiempo a valorar diferentes opciones, y por supuesto precios, antes de tomar la decisión, ya que deseas rentabilizar tu inversión económica y de tiempo. A nadie le gusta echar a perder su verano o sus vacaciones.

Nosotros te recomendamos que consultes con agencias especializadas, como The Yellow Pocket o Aussie You Too, especialistas en Australia, con las que colaboramos habitualmente. También puedes consultar en organizaciones como Aseproce, donde se encuentra, toda junta, la información de muchas agencias.

Realizar prácticas en el extranjero.

Todos sabemos que hoy día unas prácticas son más un trabajo que un curso propiamente dicho, pero su objetivo es completar la formación que se acaba de finalizar, con una experiencia laboral en la que aplicar y ampliar los conocimientos adquiridos durante los estudios. Con frecuencia se combinan también con un curso de idiomas —generalmente inglés— en el país de destino.

En este caso, lo primordial será encontrar la organización donde realizar las prácticas, ya sea privada —empresas, organizaciones no gubernamentales, etc.—, o pública —organismos internacionales—, y cumplir con sus requisitos de selección. Al igual que para trabajar o para cursar un año escolar en el extranjero,  suele ser necesario  presentar ciertos documentos traducidos al idioma del país de destino. Se trata de títulos o certificados de estudios, certificados de notas, CV o cartas de presentación.

Para realizar prácticas, igual para optar a un trabajo asalariado o cursar estudios superiores hay mucha competencia, así que no conviene jugársela presentando documentos sin traducir o traducidos por cualquiera que no sea un Traductor jurado, que es el único profesional autorizado para realizar traducciones oficiales.

Pin It on Pinterest

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar