Se acerca el fin de año, es tiempo de balances, de evaluar cómo ha ido el año que termina pero, ante todo, es tiempo de Navidad. Por eso desde Dalia Traducciones te queremos contar cómo son algunas de las celebraciones navideñas internacionales.

Navidad en Australia.

La mayor particularidad de las navidades en las antípodas es que se celebran en verano. Por eso, aunque por supuesto existen las reuniones familiares en torno a una buena mesa, es muy común pasar los días festivos en la playa. Un buen baño o una tarde de surf es una buena idea para completar la fiesta de Navidad con familia o amigos.

Resulta bastante chocante para los europeos ver a Papá Noel surfeando en bañador. Aunque la decoración navideña es tradicional del ambiente invernal, los australianos la “adaptan” al clima veraniego.

El menú de Navidad aussie está compuesto de pavo relleno con jamón y salsa de arándanos, pastel de carne y, de postre, pudding de ciruelas.

Las actividades deportivas son una opción preferente para los australianos a la hora disfrutar de los días de vacaciones de Navidad. El cricket es uno de sus deportes favoritos, por eso el día después de Navidad (Boxing Day) tiene lugar el Boxing Day Text, en el Melbourne Cricket Ground, donde 100.000 personas asisten al primer partido del equipo local.

Otro evento deportivo típico de las zonas costeras el Boxing Day son las regatas. Desde el puerto de Sidney parte la Regata Sidney-Hobart, que tiene lugar entre los días 26 y 31 de Diciembre.

Sin embargo, muchos australianos y turistas aprovechan su invierno, de junio a agosto, para celebrar el Yulefest en las Montañas Azules. Es un festival que emula a las fiestas de Navidad. La tradición es reciente (comenzó en 1980), pero cada vez con más arraigo.

Navidad en Reino Unido.

En Reino Unido la Navidad se parece mucho más a lo que conocemos en España, es decir, un clima invernal normal con ambiente navideño en las grandes ciudades y pequeños pueblos, con decoración de luces y árboles en calles y casas.

Sin embargo también hay diferencias, ya que no se celebra cena de Nochebuena. Los países anglosajones, de tradición protestante, celebran Santa Claus.

Al igual que en Australia, los ingleses reciben a Papá Noel en Navidad con un menú en el que el pavo relleno asado es el rey —por algo Australia fue colonia inglesa—. Se acompaña de un tipo de salchichas (pigs in blankets) y de salsa de arándanos y del propio asado, además de una guarnición de verduras.

El pudding de Navidad (Christmas pudding), o pudding de ciruelas, acompañado de salsa de ron o brandy y crema, es el postre clásico por excelencia.

Cada invitado tiene en la mesa un christmas cracker, un cilindro con forma de caramelo envuelto en papel de regalo que contiene un pequeño detalle sorpresa. Para abrirlos se tira entre dos personas, normalmente el comensal que tienes a tu lado, y el que consigue la parte más grande se queda con el regalo que lleva en su interior (llaveros, bolígrafos, u objetos similares, y un gorrito o corona de papel).

Navidad en USA.

La Navidad en Estados Unidos seguramente es la más conocida para nosotros, después de la española, porque hemos visto cientos de películas de Navidad típicamente americanas.

Por eso es muy probable que ya sepas que los estadounidenses suelen comprar abetos naturales para decorar en casa. La decoración también incluye una gran cantidad de luces tanto en el interior como en el exterior, con las que compiten con el resto de sus vecinos.

La comida tradicional de Navidad vuelve a ser la típica anglosajona, pero además hay otros detalles culinarios como el ponche de huevo (eggnogg), las galletas y casitas de pan de jengibre (gingerbread house) y los bastones de caramelo (candy cane hunt) son los típicos dulces que los más pequeños disfrutan estos días.

No puede haber Navidad en USA sin los calcetines de toda la familia colgados de la chimenea esperando a que Papá Noel baje y deje en ellos caramelos y sorpresas, junto con los regalos.

Los americanos tienen por costumbre asistir a desfiles navideños (Christmas Parades) o reunirse a cantar villancicos (Christmas carols) en calles o centros comerciales. Como veis, nada que no hayamos visto en una de las tantas películas navideñas, que los norteamericanos también son especialistas en producir masivamente.

Navidad en Canadá.

La navidad canadiense puede considerarse muy típica si pensamos en paisajes nevados y frío polar, ya que en diciembre el clima del país es realmente helador, con temperaturas de varios (incluso muchos) grados bajo cero.

Por eso es muy habitual que muchos canadienses pasen las fiestas de Navidad esquiando o practicando turismo de montaña. El patinaje en lagos helados, también suele ser una actividad muy habitual en estas fechas.

Naturalmente, las ciudades y pueblos se iluminan y la decoración navideña lo invade todo. Árboles, guirnaldas y coronas, son los típicos motivos utilizados y los mercadillos navideños los mejores lugares para encontrarlos. Eso sí, el color rojo es el preferido para la decoración, no en vano el símbolo que representa el país es una hoja de arce rojo.

Como Canadá tiene una parte anglófona y otra francófona, fruto de la ocupación colonial de antaño, la primera celebra la comida de Navidad típicamente inglesa, con pavo asado con salsa de arándanos y pudding de navidad como postre.

Sin embargo, la parte francófona conserva su propia gastronomía representativa que contiene recetas como el ponche de sidra de arce, el pastel de carne (cipâte), un plato preparado con una mezcla de carnes de caza, venado, aves, etc. y, de postre, el tronco de chocolate y arce. Como veis, el jarabe de arce no falta en la dieta navideña canadiense.

Este ha sido un repaso por algunas de las tradiciones navideñas del mundo anglosajón. Tanto si las disfrutas en cualquiera de esos países, como si estás en casa, te deseamos unas Felices fiestas de Navidad y un Próspero y gran año nuevo 2017.

Pin It on Pinterest

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar