Te mostramos el caso de una empresa que ha contado con nuestro trabajo a la hora de emprender su proceso de internacionalización. Decidieron vender online fuera de España y nos encargaron traducir su web al inglés. Te contamos cómo se desarrolló el proyecto.

Primero, pongámonos en situación… En ecommerce la internacionalización acaba siendo un paso natural. Como te contábamos en nuestro artículo Una web bien traducida para el comercio online las cifras no engañan: con un mercado online de más de 300 millones de personas solo en Europa, las oportunidades se multiplican  y cada vez más empresas optan por abrirse a mercados internacionales. Una tienda online es uno de los medios elegidos para alcanzar esos mercados con más facilidad.

¿Cómo puede prepararse una web para vender en el exterior? En el artículo cuyo enlace acabamos de señalar, mencionábamos aspectos técnicos que posibiliten tanto la venta online como la presencia de varios idiomas para que los potenciales clientes internacionales puedan entender toda la información para que lleguen a completar las compras.

Por supuesto, mencionábamos la traducción como elemento necesario para lograr la aproximación a esos clientes. A continuación, te vamos a contar cuál es el proceso habitual en un proyecto de traducción ecommerce, que fue el que seguimos para realizar el trabajo de la página de la marca Pauline Sophie.

La marca es un fabricante de ropa infantil especializado en diseños de ceremonia para niñas. Recientemente rediseñaron su web y ahora dan un paso más comercializando sus productos online en mercados internacionales para lo cual nos encargaron la traducción completa de la web.

Caso de éxito traducción web

¿Cómo trabaja un equipo de traducción a la hora de abordar un proyecto como la traducción de una web?

Antes de nada, realiza un análisis de la web a traducir para estimar el trabajo que será necesario desarrollar y así proponer su presupuesto. Una vez que el cliente lo acepta y el traductor aborda el trabajo, realiza una investigación de webs del mismo sector del negocio que deberá ser traducido con el fin de analizar textos paralelos en el idioma destino e identificar terminología de uso común en ese sector.

El siguiente paso es realizar la traducción propiamente dicha en la que, además, se respetará el estilo de comunicación de la marca. Dependiendo de la complejidad del proyecto y del equipo que componga la agencia, la traducción pasará por una o varias revisiones, antes de darla por terminada y  proceder a entregarla al cliente.

No olvidemos, como hemos venido indicando en anteriores artículos, que además de traducir palabras, un traductor adapta los textos a la cultura local de los usuarios destinatarios de la web traducida —lo que llamamos trabajo de localización.

En la imagen podemos ver un detalle del resultado de la web traducida

Web de pauline sophie traducida

Hasta aquí el resumen de un proceso de traducción de una web de comercio electrónico. Solo nos falta desear a nuestro cliente el mayor de los éxitos con sus clientes internacionales.

Pin It on Pinterest

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar