Los traductores profesionales suelen especializarse, al igual que ocurre con muchos redactores. Pero ¿es obligatorio que un traductor sea especialista en alguna materia en concreto? Te contamos cuál es la realidad en el sector de la traducción.

Para un traductor la especialización llega por diferentes vías: completar los estudios de traducción con un máster especializado, practicar hobbies o aficiones que se convierten en verdaderas pasiones, lo que lleva a investigar en fuentes extranjeras que se acaban traduciendo, o cursar otros estudios universitarios distintos de la traducción, como puede ser la filología, el derecho, las ingenierías, o la medicina.

La que nos parece más común es el propio mercado, que conduce a los traductores profesionales a un sector, y la práctica profesional hace el resto. Pero, yendo un poco más allá, ¿cuáles son las áreas más habituales que las agencias de traducción ofrecen como servicio de traducción especializada?

Traducción jurídica

Si empezamos por el ámbito de la abogacía, nos encontramos con traductores profesionales especializados en traducción jurídica.

Hoy en día los bufetes de abogados no sólo contratan juristas, que seguramente sean una parte muy pequeña, sino que suelen ser traductores profesionales especializados en traducción jurídica. No basta, pues, con un traductor español inglés o un traductor español alemán, por ejemplo, sino un experto en lenguaje jurídico.

Como decíamos, una forma de lograr esa experiencia es la práctica profesional aunque, si vamos a organismos oficiales, nos encontramos con la figura del jurista-lingüista. El origen de esta figura fue la necesidad del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de traducir documentos muy extensos y complejos que redactaban los abogados y sus propios magistrados. En la normativa del Tribunal se precisa que deben ser expertos con una cultura jurídica adecuada, además de poseer un amplio conocimiento de lenguas oficiales del Tribunal.

Traducción científica o médica

Un traductor que se enfrente a textos médicos, o relacionados con cualquier otra de las profesiones sanitarias, así como a la traducción de textos científicos, se enfrenta a una serie de dificultades para las que debe estar preparado: la complejidad de las materias que abarca y su extensión. Idealmente, sería adecuado que un profesional de la medicina realizase la traducción pero esto es harto complicado, habida cuenta de la dedicación y exclusividad que exige la ciencia y, particularmente la medicina, a sus profesionales, así como la extensión de las materias que se tratan.

En un artículo publicado en el Centro Virtual Cervantes se nos ofrece unas completas consideraciones sobre una traducción médica entre español e inglés.

Traducción técnica, por ejemplo, de ingeniería o construcción

Para los traductores la obra pública y la construcción son otras de las áreas en las que especializarse. En este ámbito, las diferentes técnicas constructivas, el desarrollo de los proyectos, o la variedad de productos son algunas de las especificidades que abarca la traducción especializada, por lo que también requiere de profesionales de la traducción altamente preparados.

Hace poco publicamos en nuestras redes sociales un curioso diccionario inglés para la construcción y arquitectura, donde podéis ver la variedad de vocabulario que podemos encontrarnos solo en este campo.

Traducción tecnológica

La tecnología es cada vez más un sector clave a la hora de traducir. De un lado, la práctica totalidad del lenguaje relacionado con la tecnología, particularmente con la informática (aunque no solo), se ha generado en inglés. Por tanto, la primera habilidad de un traductor en este campo es la de traducir inglés. No obstante, los aspectos técnicos son de tal complejidad que en muchas ocasiones se hace preciso que el profesional de la traducción los domine. Podemos pensar en la programación, la electrónica, o la robótica, como ámbitos particularmente especializados y fuera del alcance de muchos.

No obstante, y aunque como profesionales no nos parece lo más idóneo, existen comunidades en torno a diversas tecnologías que generan las traducciones de sus propios productos. Es el caso de la comunidad de WordPress, la plataforma de creación de blogs y webs, en la que a título voluntario, los propios programadores y desarrolladores participan en la traducción de todos los documentos y demás elementos de la plataforma.

Traducción financiera, traducción para la empresa y de marketing

En un entorno global como el que vivimos el mundo de los negocios y la empresa se ha manifestado como otro de los nuevos sectores en los que la traducción se ha hecho imprescindible. Una vez más, el inglés es el idioma que se lleva la palma, aunque por supuesto el alemán, el francés o el chino, también tienen una gran importancia.

Dentro de este área, la traducción de todo tipo de contratos y acuerdos, los documentos comerciales necesarios y, por supuesto, traducir páginas web son las principales especialidades.

Hasta aquí una visión general del panorama de la traducción especializada y los principales sectores en los que la mayoría de agencias de traducción generalistas suelen especializarse. No obstante, si se te ocurre algún otro, no dejes de mencionárnoslo en un comentario o en nuestras redes sociales.

El equipo de traductores jurados de Dalia Traducciones es competente para la traducción de documentos legales oficiales, además de especialista en traducción jurídica. También traducimos páginas web y documentos para la empresa.

Pin It on Pinterest

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar